VOLVER

 

 

1880-1977

José de Jesús Benjamín Buenaventura de los Reyes y Ferreira "Chucho"

Nació en Guadalajara Jalisco y sus especialidades fueron Pintura, antiguedades, coleccionismo y embalsamado de cuerpos.

En 1894 ingresa como aprendiz en la litografía e imprenta de Loreto y Ancira. Estudió dibujo y pintura en el Liceo de Varones de Guadalajara, en 1900 inicia amistades con los artistas de esa época, monta su casa de antigŸedades, envolviendo sus ventas con papel decorado.

Hijo de Ventura Reyes, hombre excéntrico y dominante. Inicia su contacto con el arte 1894. Enamorado de Amelia Rivas le acompaña hasta que la tuberculosis acaba con ella (1900). Hereda de su padre una colección de arte, artesanías y antigŸedades, aumentando así su interés por las artes y el coleccionismo. En 1938 es expulsado de Guadalajara, emigrando a México, D.F. Conoce a Chagall (1942), expone en Guadalajara en 1950, asesora a Barragán en el Pedregal de San Angel en México, D. F.

En 1942 en Nueva York, 1945 en Londres, en 1950 expone en la Galería Arquitac, en Guadalajara. En 1967 expone individualmente en el Palacio de Bellas Artes, de la ciudad de México. En 1968 se presenta una exposición antológica de su obra en la Casa de la Cultura Jalisciense. En 1972, Galería "Pecanins" de Barcelona, España. 1973 en el Ex-Convento del Carmen, Guadalajara y en 1975 realiza su última muestra en la Galería "Pecanins" de la ciudad de México.

 

En 1962 recibe un Homenaje en el Palacio de las Bellas Artes. En 1977 la Universidad de Guadalajara le brinda un homenaje junto con otros artistas jaliscienses: Raúl Anguiano, Orozco Romero, Pedro Medina "El Charro", recibe la medalla José Clemente Orozco. Algunos autores que se ocupan de su obra son: Luis Cardoza y Aragón, Justino Fernández, Erich Fromm, Margarita Nelken, Octavio Paz, José Revueltas, Ida Rodríguez Prampolini, Juan José Tablada, José Gpe. Zuno, entre otros.

 

" Vivió así, aislando su casa de toda invasión... donde conservaba sus colecciones con usura y donde pintaba lo que su extraordinaria imaginación le inspiraba para develarnos ese mundo de fantasía, de evocaciones de nuestra fisonomía espiritual que tanta influencia tuvo sobre tantos genios mexicanos como arquitectos, artesanos, pintores, escultores, intelectuales y público ávido de precisar, quiénes somos para cultivar eso que somos ". Ignacio Díaz Morales 1985.

 

Chucho Reyes Ferrerira vive desde su primera infancia la experiencia cotidiana del Arte, pues su padre es coleccionista y anticuario, afición/oficio que hereda el futuro pintor. Asimismo, toma clases de dibujo en el Liceo de varones y entra como aprendiz a la Litografía e Imprenta de Loreto y Ancira.

Hacia 1927 se traslada de manera definitiva a la ciudad de México;  pronto empieza a ejercer una especie de magisterio estético entre diversos grupos vinculados al Arte.

Promueve con otros espíritus afines - Montenegro, Covarrubias, etc. - la incorporación del arte popular a la alta cultura; él mismo logra una sabia síntesis en sus papeles de China pintados, donde los motivos predominantes son gallos, cirqueros, ángeles, calacas, caballitos, flores, Cristos. Parece brotar de una fuente primordial. En realidad Chucho Reyes conoce a fondo los lenguajes y las expresiones de la pintura universal, conocimiento que pone al servicio du su sofisticada espontaneidad.

En alguna ocasión Picasso dijo del mexicano, cuando le mostraron un papel pintado:
" ¡Qué frescura! Debe ser un artista muy joven". Chucho estaba a punto de cumplir setenta años.

Su primera exposición individual data de 1967, en el Palacio de Bellas Artes, luego de medio siglo de incesante actividad.

“Cuando estaba gravemente enfermo, o creía estarlo, Chucho Reyes Ferreira se enteró de mi enfermedad y me regaló un reloj antiguo de arena, que yo puse en un buró cerca de mi cama antigua, del siglo XIX, en la que tanto me han espantado. Y yo cada día le daba la vuelta al reloj. Un día me suben el periódico y en una notita chiquita en Excélsior decía "El pintor mexicano Jesús Reyes fue encontrado muerto en su hotel en Venecia", no decía más. Voltee a ver el reloj que me había llevado y estaba detenido, lo pueden ver, y no hay absolutamente ningún motivo por mucha antigüedad de que se detenga la arena, no existe posibilidad de que haya entrado humedad o alguna cosa de estas, es un fenómeno extraño que no tiene explicación.”  Jose Luis Cuevas.

“Mi entrañable amistad con el muy mexicano pintor Jesús Reyes Ferreira, "Chucho Reyes", rescatador de la riqueza cromática del arte popular mexicano, es un punto de referencia en las fuentes de mi formación e inspiración.”  Luis Barragán.

Chucho Reyes, ''Chagall mexicano'' que creó todo un mundo pictórico

¤ El artista abrió, de otra manera, la puerta a la tendencia nacional, apunta la investigadora

¤ Influido por Posada y Orozco, a su vez nutrió la estética de Goeritz y Cetto, entre otros

Merry Mac Masters ¤ Más allá de sus conocidos gallos, tigres, cristos, caballos, leones, niñas muertas, calacas, vírgenes, ángeles y arcángeles, pintados en papel de china, el arte integral de Chucho Reyes constituía todo un mundo.

José de Jesús Benjamín Buenaventura de los Reyes y Ferreira (1880-1977), por ejemplo, agasajaba a sus amigos con una ''comida de colores", en donde las aguas de chía, jamaica y tamarindo hacían alarde con la crema de betabel, el mole verde y el zapote. Pero antes de sentarse a la mesa sus invitados habrán admirado cómo el anfitrión decoraba su casa al combinar las antigüedades de su colección con el arte popular. De coincidir con la Semana Santa, sus visitas habrían contemplado los tradicionales altares de Dolores, que Reyes llamaba "Los incendios", por su profusión luminosa.

El libro Chucho Reyes (Editorial RM, 2000), con texto de Lily Kassner y fotografía de Sebastián Saldívar, no sólo reproduce la obra del artista, sino recrea el ambiente de su casa que se conserva tal cual en esta urbe. Para Kassner, investigadora y crítica de arte, Reyes constituye un ''punto clave" en el arte nacional al ''abrir la puerta de otra manera a la tendencia mexicana".

Influido por José Guadalupe Posada y José Clemente Orozco, a su vez el particular punto de vista estético de Reyes fue determinante en arquitectos renombrados, entre los que se cuentan Luis Barragán, Mathias Goeritz, Max Cetto, Juan Sordo Madaleno y Ricardo Legorreta.

''De todos es sabido que fue gran consejero de Barragán y mucho del colorido en la arquitectura de éste se debe a las recomendaciones de Reyes", apunta Kassner.

Del cromatismo a la forma de ''globo''

Sin embargo, otras etapas de Chucho Reyes son menos conocidas. Nacido en Guadalajara, a sus 17 años y en la Casa Pellandini, exclusivo almacén de materiales de arte, el llamado ''Chagall mexicano" dio las primeras muestras de su sensibilidad y gusto mediante la ornamentación de los escaparates. Fue en esa tienda de antigüedades instalada en su hogar donde vieron la luz sus primeros ''papeles de china", utilizados para envolver las compras. Y pronto empezaron a tener demanda por sí solos. En 1938, Reyes se estableció en la ciudad de México.

Para Kassner, titular de la Dirección de Artes Plásticas de la UNAM, los primeros cuadros del artista son de composición y cromatismo simples, un tanto esquemáticos. En una segunda época, las cabezas de sus figuras cobran forma de ''globo". Sus obras ''eróticas" tienen la soltura de trazo que caracteriza a su obra de índole expresionista. Respecto de sus últimos trabajos, ''abstractos", la entrevistada comenta: ''Muchas de las pinturas que vemos ahora eran la preparación que hacía para sus papeles de china".